Antes de nada, queremos decirte que en este artículo nos centramos en las universidades privadas, porque las publicas tienen protocolos estipulados por el gobierno de cada provincia y no tienen la libertad de decidir al 100% como, cuando y que empresa puede desinfectar las aulas o todo el centro.

Dicho esto, empecemos 🙂

La actual crisis sanitaria ocasionada por el Covid-19, ha marcado un precedente histórico en el mundo, generando importantes alteraciones en el sector educativo, obligando a que los distintos centros de enseñanza y universidades privadas, a cerrar sus puertas como medida de prevención, instándoles a recurrir a otras modalidades pedagógicas de enseñanza.

No obstante, conscientes que el proceso de enseñanza/aprendizaje se basa en la experiencia presencial, que implica la interacción alumno-profesor, ineludible para el desarrollo de competencias y habilidades exigidas por algunas disciplinas, cada día son más las universidades privadas que han retomado responsablemente la presencialidad en las aulas.

Salud y seguridad en las universidades

Estudios sobre el coronavirus COVID-19, han determinado que este se contagia entre personas, pero también podría darse por el contacto con superficies u objetos donde el virus se halle presente, y luego tocarse la cara sin haberse lavado las manos adecuadamente.

Esta situación de pandemia ha provocado una gran incertidumbre en toda España y gran parte del mundo,  que ha llevado a las personas a tomar medidas drásticas para el cuidado y protección.

Por esta razón, las universidades privadas que han retomado las clases presenciales, deben cumplir a cabalidad con las medidas preventivas que garanticen tanto la impartición de clases, como la protección de la comunidad universitaria, a fin de minimizar la expansión y transmisión del virus.    

Entre las principales acciones a considerar como parte de la meticulosa planificación para reducir el riesgo de contagio, con ocasión a la reapertura de las universidades privadas destacan, la limpieza y desinfección periódica de las superficies que suelen tocarse con regularidad, a fin de contrarrestar la presencia de gérmenes y bacterias.

Limpiar con agua o jabón la suciedad e impurezas que se aloja en las superficies y objetos de uso frecuente en las aulas de clases, ayuda a erradicarlas. Mientras que la desinfección las elimina completamente, empleando determinados productos químicos. Este procedimiento contribuye a disminuir el riesgo de expandir el virus.  

Especialistas en limpieza y desinfección

Las autoridades de las universidades privadas deberán establecer un protocolo de limpieza y desinfección de todas las áreas comunes, que involucre a toda la colectividad universitaria, con la finalidad de proteger su salud, seguridad y bienestar.

En ese sentido, las máximas autoridades sanitarias sugieren que visto el riesgo que implica este tipo de desinfección, los centros universitarios privados que han retomado las clases presenciales, recurran a un servicio especial brindado por verdaderos profesionales especialistas en la materia.

Este servicio especial de limpieza para combatir la dispersión del coronavirus, puede conllevar dos fases de ejecución; una limpieza y desinfección concreta a fondo y, otra recurrente para aquellos recintos universitarios privados que se encuentran impartiendo clases bajo la modalidad presencial.

Por ello, es importante contactar a las mejores empresas profesionales de limpieza, con experiencia en el uso y tratamiento de productos biocidas recomendados por las autoridades competentes en materia de sanidad, para mantener los niveles de salubridad en las universidades privadas y centros educativos, que permitan contrarrestar los casos de infección.